Pulse aquí para volver a la home de Danosa

IMPERMEABILIZACIÓN, AISLAMIENTO Y MORTEROS

PARA EDIFICACIÓN Y OBRA CIVIL

 
 
 
 05-11-2019  
  Su trayectoria, durabilidad o sostenibilidad lo sitúan como el referente en impermeabilización de naves industriales y centros comerciales

Las láminas de PVC son cada vez más utilizadas para la impermeabilización de naves industriales y centros comerciales de nueva construcción. De hecho, el 70% de las cubiertas industriales en Europa se impermeabiliza con este tipo de material que además se fabrica en nuestro país, según datos de Danosa, especialista en soluciones integrales para la construcción sostenible.

El apogeo de la contratación logística -que alcanzó hasta septiembre de este año 1,19 millones de m², de acuerdo a las cifras de CBRE- han situado a las láminas de impermeabilización sintética como una de las soluciones de referencia para proteger los edificios de factores externos o las humedades del terreno.

Precisamente, Danosa destaca su apuesta por la lámina de PVC, una membrana impermeabilizante reflectante resistente a la intemperie y a los rayos UV, que protege al edificio donde se instala de las lluvias, nevadas y heladas y a la vez reduce el calentamiento de la cubierta por su alta reflectancia a la luz solar. Se trata de una solución que está respaldada por el ecoetiquetado tipo III, la Declaración Ambiental de Producto (DAP), la Evaluación Técnica Europea (ETE) y otras de las certificaciones técnicas más exigentes del mundo como las de Francia (DTA) y Bélgica (ATG).

Además, estas láminas impermeabilizantes están avaladas por una trayectoria de casi 60 años en el sector y también por construcciones recientes tan emblemáticas como las plataformas logísticas de Palm Capital y Segro en Getafe (Madrid) o Goodman en Illescas (Toledo) que avalan su fiabilidad del frente a otros productos sintéticos como el TPO que, si bien llegó al mercado en los años 90, todavía se encuentra en desarrollo para equipararse a las prestaciones de las láminas de PVC en comportamiento al fuego y durabilidad.

Y es que las láminas impermeabilizantes de PVC DANOPOL® están certificadas con una vida útil de más de 30 años incluso en condiciones climáticas extremas por el organismo de evaluación inglés (BBA), gracias a su formulación de última generación y su experiencia en proyectos reales en Europa. Una particularidad de la que adolecen otras soluciones, cuya durabilidad aún no está suficientemente probada en casos reales y sus formulaciones aún están en pleno desarrollo para adecuarse a diferentes condiciones climatológicas.

En lo que respecta a sostenibilidad, estas láminas se integran además en el concepto de economía circular donde se fomenta el uso responsable de los recursos y residuos. Precisamente, el programa ROOFCOLLECT impulsado por la European Waterproofing Association (ESWA) recupera, separa y recicla las láminas de PVC utilizadas en las cubiertas. Por este y otros motivos, Danopol se encuentra en la Plataforma de Materiales del Green Building Council (GBCe), lo que lo convierte en apto para obtener puntuaciones en certificaciones medioambientales LEED y BREEAM de edificios, referencias de construcción sostenible a nivel mundial.