Pulse aquí para volver a la home de Danosa

IMPERMEABILIZACIÓN, AISLAMIENTO Y MORTEROS

PARA EDIFICACIÓN Y OBRA CIVIL

 
 
 
 7-1-2016  
  Aunque eliminar el ruido por completo es casi imposible, un buen aislamiento acústico reduce significativamente las molestias.

La penetración del ruido en casa es un problema más habitual de lo que parece, principalmente si tenemos en cuenta que hasta 2009, año en el que entró en vigor el Documento Básico de Protección Frente al Ruido, las viviendas se construyeron sin atender a criterios acústicos. Por ello, más de 85% de las viviendas españolas, no cuenta con un aislamiento acústico adecuado.Utilizar un buen aislante acústico puede reducir significativamente las molestias, tanto las que padecemos en casa como las que emitimos. Danosa recuerda que este tipo de aislamiento es el más sencillo de aplicar en una obra en edificación, pero se convierte en un problema muy difícil de solventar en una vivienda ya habitada. No obstante, la implantación de aislantes acústicos en la vivienda puede llegar a reducir las molestias hasta en un 70%.Desde Danosa, destacan tres tipos de ruidos: aéreo, el que se cuela por la ventana desde la calle, de impacto, pisadas, arrastres de mobiliario o electrodomésticos en funcionamiento, y estructural, por ejemplo el que procede de un tren subterráneo.El primer paso, es detectar cuál es el problema para poder aplicar la mejor solución. Tal y como recuerda Danosa, el ruido puede convertirse en un gran dolor de cabeza porque ‘se cuela’ por muchas zonas, por lo que aislando una única pared puede que no sea suficiente para que se solucione el problema.Existen diferentes materiales para aislar acústicamente un edificio, espumas de poliuretano, lanas minerales, geotextiles, planchas asfálticas… En el caso de que el ruido proceda del exterior, algo muy habitual en grandes ciudades como Madrid o Barcelona con fuertes flujos de tráfico, una buena solución es colocar ventanas con doble acristalamiento y con cámara de aire intermedia.En cambio, si el ruido procede de la casa contigua, habrá que trasdosar (levantar por el interior de la vivienda un nuevo tabique) los tabiques medianeros entre pisos, por lo que es posible que haya que contar con la colaboración de los vecinos para que acondicionen sus casas.Si es de arriba de donde proceden las ruidosas molestias, el techo es el punto clave. Normalmente los falsos techos son una buena solución. Eso sí, si los ruidos son de impacto (movimiento de muebles, unos tacones…) la única manera de acabar con ello es que los propietarios del piso superior coloquen una solera aislante. En el caso que el sonido venga del piso inferior, tendremos que aislar nuestro suelo.